la rotulación

logo.gif (17845 bytes)
Glosario - Los Vinilos - Consejos - Ejemplo de Aplicación

 

consejos.gif (12605 bytes)

descarte:

Descarte o también llamado pelado, es el término al que se refiere el proceso de retirar el material de contorno no deseado, una vez que se ha cortado el vinilo. La mejor herramienta para ayudarnos para esta tarea son las pinzas de punta fina.
Para descartar comience desde una esquina y vaya ayudando a descartar con las pinzas el vinilo sobrante evitando retirar partes fijas del grafismo. No retire demasiado vinilo de una vez ya que correrá el riesgo de retirar partes no deseadas o que se queden pegadas al vinilo retirado.

pinzas.gif (2105 bytes)          descarte.jpg (7684 bytes)


cinta de aplicación:

La cinta de aplicación o transfer permite transferir el vinilo o grafismo ya pelado a la superficie final. Aplique la cinta con cuidado sobre la imagen evitando producir arrugas. Aplique una presión media con una espátula o rodillo de caucho comenzando siempre desde el centro y trabajando hacia el exterior.
Presione firmemente la cinta sobre el grafismo por medio de la espátula.
Gire el material y retire el papel soporte, dejando el vinilo y la cinta de aplicación. El grafismo ya está listo para ser aplicado.
Las cintas de aplicación de alta adherencia y las transparentes no deben dejarse aplicadas más de 24 horas.
Evitar la acción directa de los rayos del sol una vez aplicada la cinta.

aplicacion1.jpg (9226 bytes)


aplicación del vinilo:

Existen dos métodos de aplicación del vinilo a su lugar de destino. El método a elegir depende del material, tamaño y complejidad del grafismo a aplicar. Sea cual sea el método utilizado la superficie debe estar limpia, sin grasas ni siliconas, el mejor consejo para limpiar la superficie es, primero, limpiar con agua jabonosa y después aclarar con agua clara, desengrasar la superficie con alcohol isopropílico utilizando papel o tela limpia antes de que el alcohol no se evapore.
Para garantizar la perfecta adhesión es conveniente que tanto la superficie como el vinilo esté muy por encima de la temperatura mínima de aplicación recomendada por el fabricante.

aplicación en seco:

Coloque la cinta de aplicación con el grafismo sobre la superficie.
Aplique presión firmemente con la espátula comenzando en el centro y trabajando hacia el exterior, la presión debe ser homogénea sobre todo el grafismo.
Lentamente retire la cinta de aplicación, dejando el grafismo en su posición final. Aplique presión con la espátula directamente sobre el grafismo con el fin de garantizar su perfecta adhesión.

aplicacion.jpg (7060 bytes)

aplicación húmeda:

Esta técnica ayuda a eliminar burbujas de aire cuando se aplican grandes masas de vinilo. También permite reposicionar varias veces, lo que constituye una gran ventaja al montar logotipos de varios colores que necesitan una alineación perfecta.
Mezcle agua tibia con una pequeña cantidad de detergente sin encimas (1 gota por litro de agua).
Humedezca ligeramente con un spray fino tanto el adhesivo como la superficie.
Coloque el grafismo, deslizándolo hasta alcanzar la posición correcta.
Aplique presión firmemente con la espátula comenzando en el centro y trabajando hacia el exterior de grafismo, la presión debe ser homogénea sobre el todo el grafismo.
Deje secar la cinta de aplicación (de 30 a 60 minutos dependiendo de la temperatura/humedad) y retire lentamente la cinta de aplicación. Aplique presión con la espátula directamente sobre el grafismo para garantizar su perfecta adhesión.

aplicación a bajas temperaturas:

Los vinilos no se adhieren bien si la temperatura es inferior a la temperatura mínima de aplicación recomendada y debe tenerse en cuenta que todos los adhesivos necesitan un tiempo de curado a una temperatura media. Para obtener los mejores resultados les recomendamos que siga los siguientes consejos:
Asegúrese de que se ha calentado la superficie, con un secador de pelo o un decapador, muy por encima de la temperatura mínima de aplicación recomendada.
Siempre que sea posible el grafismo se debe mantener caliente durante 24 horas con el fin de que el adhesivo se cure.
Si no fuese posible como en el caso de un vehículo, éste no debe ser lavado durante unos días.
Si la aplicación es húmeda, un poco de alcohol mezclado con el agua jabonosa ayudará a que se seque antes.

aplicación sobre remaches:

Una vez que hemos aplicado el vinilo sobre la superficie y retirado el papel siliconado, iremos presionando con la espátula desde el exterior al remache, intentando llevar la bolsa de aire lo más cerca del mismo, cuando tengamos la bolsa de un tamaño aproximado de 3 cm. más o menos, pincharemos con una aguja alrededor del remache (4 o 5 pinchazos), empujaremos el aire sirviéndonos del dedo pulgar; para finalizar utilizando un secador o generador de aire caliente y nuestra espátula presionaremos el vinilo alrededor del remache, ahora con el cutter cortaremos alrededor del remache para dejarlo libre.

aplicación sobre cavidades:

Para este tipo de situaciones, una vez aplicado el vinilo y separado el transportador, calentaremos el vinilo por medio de un secador o generador de aire caliente (a temperatura de 250 º máximo) con movimientos rápidos, teniendo precaución de no quemar el vinilo; presionaremos con el pulgar sobre el vinilo para adherirlo al centro de la cavidad, volveremos a dar calor y de nuevo con el dedo presionaremos el vinilo contra las paredes, una vez terminado este paso, con la espátula presionaremos firmemente sobre toda la superficie (podemos envolver la espátula con un pañito de fieltro para no rayar la superficie del vinilo), por último y para ayudar a que el adhesivo fije totalmente volveremos a dar calor sobre la superficie total del vinilo. Para este tipo de situaciones el mejor vinilo que se adapta son los conformables o los de fundición.

 


elegir el tipo de vinilo adecuado

La elección apropiada de la película del vinilo garantiza a largo plazo la satisfacción del cliente. Aún así algunos rotulistas basan su opción terminantemente en el coste. Algunos vinilos son más caros que otros, ellos piensan " puedo ahorrarme XXX Ptas. por un rollo de vinilo usando una película intermedia en vez de una de alto rendimiento de fundición que es mucho más cara, son muchos rollos al año y la suma supone mucho dinero".
Bien, cada uno desea ahorrar al máximo los costes. Pero una decisión inteligente tomada a través de la examinación de los diversos tipos de vinilo es el primer paso para cerciorarse de que esa opinión está equivocada.

¿cómo elegir el vinilo correcto según el tipo de trabajo?

El primer paso a seguir para elegir el vinilo correcto es determinar si el grafismo que usted está diseñando es para uso en interior o exterior.
Si el trabajo es para interior el vinilo calandrado, que resulta más económico, le va a servir perfectamente. Si es para el exterior o aplicado a cristales, aunque sea pegado por el lado interior, un vinilo de fundición será la mejor opción. ¿Por qué?
Eso es porque el vinilo de fundición resistirá el burbujear, decolorarse y pelarse debido a la exposición a largo plazo a los rayos ultravioletas del sol. Estos rayos causan la deterioración eventual del vinilo y del adhesivo. Para la mayoría de las aplicaciones, el vinilo de fundición de 2 milipulgadas es la mejor opción. Se conforma bien con las superficies desiguales, es más flexible, y tiene una esperanza de vida más larga cuando está expuesto a las condiciones atmosféricas adversas. La calidad del adhesivo también es proporcional a calidad del tipo de vinilo. Esto significa que la película fundición se pegará mejor, durante más tiempo, y más rápidamente que el pegamento del vinilo calandrado. Los adhesivos de una calidad más baja como en el vinilo calandrado son afectados más fácilmente por la humedad, los disolventes, y la luz del sol. Esto puede causar que el vinilo tienda a amarillear o a encresparse.
De vez en cuando, un proveedor de vinilo le hará una comparación de costes entre un vinilo de fundición y uno calandrado, de la diferencia del coste total de un rollo de 50 metros y razonará que la diferencia del coste es substancial. Pero realmente, cuando usted compara el coste de vinilo sobre un trabajo en concreto el gasto llega a ser insignificante comparado con el precio final de todo el trabajo (vinilo + mano de obra).

vinilos.jpg (8875 bytes)


Visibilidad y colocación

La primera y principal consideración a tener en cuenta en la colocación de un rótulo es donde va a ir localizada, tenemos que tener claro que puede obstruir la visibilidad del mismo y otros factores que no siempre se tienen en cuenta, por ejemplo:
- Si la zona es transitada por circulación de vehículos o es peatonal, aquí lo principal es determinar el tamaño según la opción, más grande en caso de estar dirigido a la atención del conductor o mas pequeño si se trata de peatones, en caso de coincidir ambos lo mas acertado es la colocación de dos rótulos.
- Hay que tener en cuenta de cuanto tiempo dispone el posible lector del rótulo para asimilar la información que pretendemos que vea, está claro que un conductor dispone de apenas unos segundos para observar nuestro reclamo, en este caso no debemos recargar el rótulo con muchas palabras o detalles, en el caso contrario si está dirigido a los peatones la información puede ser mas extendida, pero siempre en relación al tiempo que pueda estar disponible a la lectura de la persona. En ambos casos la elección del color influirá a la hora de llamar la atención y en la legibilidad del rótulo.
- Elementos que puedan obstruir la visibilidad, otros rótulos, árboles (no olvidarnos en que estación del año nos encontramos, imagine que está en invierno y los árboles no tienen hojas, si usted no tiene en cuenta este pequeño detalle seguro que al llegar la primavera o verano el rótulo se puede encontrar tapado por un frondoso árbol que si bien puede ser precioso seguro que al cliente le parecerá menos, otro caso es en el tiempo de poda, puede deducir lo que puede ocurrir), señales de tráfico (haga el recorrido en automóvil por la zona para ver fallos a la hora de una posterior instalación), edificios, etc. Aquí el tamaño del rótulo es el factor que compensará estos inconvenientes.
- Iluminación, otro factor que no se debe dejar pasar por alto, sobre todo en interiores. Encuentre las zonas iluminadas y distinga las sombras que van moviéndose dependiendo de la hora solar. Los reflejos de la luz sobre el vinilo de alto brillo, si se producen, será mejor utilizar vinilo mate.
- El Mensaje, siempre se ha dicho, y es verdad, que un mensaje debe ser simple y debe dar una idea rápida de lo que usted quiere dar a entender, en esto nos puede servir mucho de ayuda libros técnicos de publicidad donde nos darán normas a seguir para conseguir un buen eslogan, a utilizar palabras correctas, impactantes, etc.
- El tamaño, antes tenemos que conocer la distancia entre el rótulo y los posible lectores, esta distancia nos ayudará a determinar la altura de la letra a utilizar, para ello consulte la siguiente tabla sobre la "legibilidad" utilizada por la mayoría de rotulistas.


Legibilidad

Aquí tenéis una tabla donde podéis establecer una altura al texto según la distancia a la que será legible.

ALTURA DE LA CARTA

(CMS)

MÁXIMO LEGIBLE

DISTANCIA METROS

IMPACTO MÁXIMO

DISTANCIA METROS

1

3

1

2

8

3

5

15

6

8

30

9

10

46

12

15

61

18

20

107

24

23

122

27

25

137

30

30

160

37

38

192

46

46

229

55

61

305

73

76

381

91

91

457

110

107

533

128

122

610

146

137

686

165

152

762

183


Rótulos a medida

La tipografía y las medidas de un cartel deben calcularse para una visualización correcta dependiendo de la distancia y de la velocidad a la que se encuentre el potencial observador. 
Para determinar estos números, hay dos caminos en función del espacio disponible según los requerimientos del cliente o, según el fabricante, satisfaciendo las necesidades del cliente. 
En los cálculos, el margen de error lo da una serie de factores como las deformaciones por la reflexión de la luz, los espejismos, las medidas aparentes de los objetos, los cambios de densidad del aire, variaciones en la temperatura, deficiencias oftalmológicas del observador, su gusto, etc. 
La distancia mínima de la visión distancia es de 25 cm: esta es la clave para determinar si las medidas del letrero y la de su tipografía son las correctas. La variable es la distancia entre el observador y el letrero. 

Ejemplo:

Si el letrero tiene 1,5 m de altura y 2,5 m de largo y se tuviera que ver a 8 m de distancia, en el papel sería:
Alto A = 1,5 x 0,25 / 8 = 47mm por Ancho A1 = 2,5 x 0,25 / 8 = 78 mm 

Para un letrero que en el papel tuviera 30mm por 50 mm y se deseara ver a 100 m, sería: 
Alto B = 0,03 x 100 / 0,25 = 12 m por B1 = 0,05 x 100 / 0,25 = 20 m. 

Para un observador en movimiento, el tiempo de observación es de 3 segundos, que es el máximo para que el observador pueda asimilar el mensaje colocado. 
Cuanto mayor sea la velocidad en la que se encuentre el observador, más grande deberá ser el letrero y menor la cantidad de texto en él y más clara su tipografía.

Si el observador va a 15,28 m/seg, recorrerá en 2 seg 30,56 m y, en 3 seg, 45,83 m. 
Entonces, en el instante T1, el observador verá el letrero con un tamaño A x A1 dado por la distancia D1 y 3 segundos después lo verá con un tamaño A´ x A1´ dado por la distancia D2. 
Si D1 es de 200 m y el letrero de 15 m x 20 m, en el papel se verá como de 18,75 mm x 25 mm.
Si en el papel el mensaje no es legible, habrá que definir una distancia menor del primer punto de observación. 

Desplazándose el observador a 95 km/h, recorrerá, durante la observación, 79,17 m. 
La nueva distancia es: D2 = 200 m – 79,17 m = 120,83 m y el letrero dibujado en el papel será de 31 mm x 41,4 mm. 
Hemos creado una hoja de cálculo para que puedas hacer fácilmente las operaciones, puedes bajártela pulsando en el enlace.   


El color del rótulo

El color de la letra y del fondo es una consideración muy importante cuando se diseña el cartel. El contraste entre los colores de letra y fondo nos va a hacer que sea más fácil su lectura, sobre todo en tiempos cortos de visibilidad. Hay multitud de combinaciones pero una regla general utilizada es la siguiente:

INTENSIDAD DE LOS COLORES DEL CONTRASTE DE LETRAS Y FONDO

(1 corresponde a la mejor combinación)

1 – negro sobre amarillo

2 – negro sobre blanco

3 – amarillo sobre negro

4 – blanco sobre negro

5 – azul sobre blanco

6 – blanco sobre azul

7 – verde sobre blanco

8 – blanco sobre en verde

9 – rojo sobre blanco

10 – blanco sobre rojo

Todas las combinaciones antedichas producen un contraste eficaz y legible, incluso el 10 de la lista.


El diseño es tiempo de trabajo

Todos sabemos que cada cliente es un mundo, pero generalmente suelen coincidir actitudes que los permiten clasificar, esto viene a cuento de que hay clientes que valoran un buen diseño y que están dispuestos a pagar ese tiempo que conlleva el prepararlo, y otros que no valoran en absoluto el diseño y solo buscan un precio barato.

Los rotulistas debemos tener claro que nuestro tiempo vale dinero, y hemos de hacérselo saber a nuestros clientes, es muy fácil pedir que nos rotulen una furgoneta sin tener una idea de lo que queremos, esto todos lo sabemos muy bien, hay clientes que te piden un boceto y después de diseñar un par de ellos nos contestan que no les gusta, el cliente puede optar por pedirte otro boceto distinto, cambiar de rotulista o lo peor que se lleve el boceto para pensárselo y al tiempo veas tu diseño rotulado por otro rotulista porque éste le hizo el trabajo más barato, esto nos ocurre habitualmente.

La solución a este problema pasa por dejar claro al cliente lo valioso que es nuestro tiempo, y nada es más valioso para un cliente que cuando cuesta dinero, la forma mas sutil de hacerlo es decirle por ejemplo: "en nuestra empresa cargamos unos honorarios para el diseño de bocetos, mínimo de x horas a razón de x pesetas por hora de trabajo, necesitamos un depósito de x pesetas para empezar a realizar un primer boceto, o bien si usted nos trae un boceto de lo que realmente quiere no le cobraremos nada por este concepto", sabemos que un alto porcentaje de clientes son tan comodones como para ponerse a pensar en un diseño, alguno se animará y se dará cuenta del tiempo que se emplea en dar con un diseño que le guste. Si se decide a contratarnos el boceto tengamos cuidado al enseñárselo, porque puede ser que o bien nos acepte el trabajo y entonces todos satisfechos o que el cliente nos pida el boceto para consultarlo con su jefe, compañero, mujer, amigo o quien se le ocurra, en este caso dejemos claro que si el cliente se lo quiere llevar tiene que pagar la diferencia del anticipo hasta su precio final, puesto que el diseño ya está realizado, no nos vaya a ocurrir lo que antes mencionábamos.

Sabemos perfectamente que esto nos puede llevar a que el cliente no quiera aportar ese primer depósito y desaparezca por alegar que no confiamos en él, aquí tenemos que aprender a utilizar la psicología de las ventas para no dar a entender nuestra desconfianza, reforcemos la idea de que somos profesionales y que nuestro trabajo es importante. Podemos ofrecer el abono de ese depósito si el cliente acepta finalmente la rotulación siempre que sea un trabajo rentable.

Sepamos distinguir al cliente que realmente duda a la hora de la elección del boceto, y necesita del consejo de otra persona, del que se quiere aprovechar de nuestra amabilidad, hagamos preguntas de control para saber con que tipo de cliente estamos hablando, analicemos su respuestas, fijémonos en si el cliente es evasivo a la hora de aceptar nuestra propuesta, ¿ha preguntado el precio de la rotulación? ¿cómo ha reaccionado?, sepamos si lo que no le gusta es el precio de la rotulación o el diseño.

© Copyright 2002 - rotulikos - cutspain@wanadoo.es
Prohibida la reproducción total o parcial de todos los contenidos sin el permiso del autor.